domingo, 7 de junio de 2009

La puñalada



Música: Pintín Castellanos
Letra: Celedonio Flores

(milonga)

Mentan los que saben que un malevo
muy de agallas y de fama bien sentada
por el barrio de Palermo
cayó un día taconeando
prepotente a un bailongo
donde había puntos bravos
pa'l facón.

Lo empezaron a mirar
con un aire sobrador
pero el mozo, sin chistar,
a una puerta se arrimó.

Los dejó sobrar.
Los dejó decir.
Y pa' no pelear
tuvo que sufrir.

Pero la pebeta más bonita,
la que estaba más metida
en el alma de los tauras,
esa noche con la vista
lo incitaba a que saliera
a darles dique y a jugarse
en un tango su cartel.

Se cruzó
un gran rencor y otro rencor
a la luz
de un farolito a querosén
y un puñal
que parte en dos un corazón
porque así
lo quiso aquella cruel mujer.

Cuentan los que vieron que los guapos
culebrearon con sus cuerpos
y buscaron afanosos
el descuido del contrario
y en un claro de la guardia
hundió el mozo de Palermo
hasta el mango su facón.
Publicar un comentario